THANK YOU ELLE

18:53:00


No saben lo emocionada que estoy, hace unos momentos, como en la mayoría de mis días, entré a la página de ELLE y sin imaginarme lo que pasaría, comencé a leer sus post, y de repente me encontré con un apartado que dice:

NUESTROS LOOKS FAVORITOS DE #ELLEWORKINGGIRLS

Sin alguna intención, más que la de ver las fotos, me llevo la sorpresa de que ahí, en el sexto lugar ¡estaba yo! primero regresé la foto una, dos y tres veces preguntándome ¿soy yo? me sentí tan emocionada que sólo pude ponerme a llorar, sí ¡a llorar! lo sé, sé que para muchas es una simple foto, algo sin sentido pero para mí lo es todo. Saber que tu revista favorita ¡te publicó! para mí es de las cosas más bonitas que he sentido y me han sucedido.

Días previos al evento tuve una carga de trabajo impresionante, pasé una semana durmiéndome a las 3 de la mañana y despertándome a las 8 para ir a la oficina, tuve que terminar un trabajo por que la persona que estaba encargada había renunciado, no conforme con eso me enfermé de una gripa tremenda. El jueves, saliendo del trabajo tenía que tomar un ADO para ir a la Ciudad de México y a primera hora levantarme para trasladarme hacia el Cantoral, en donde se llevó a cabo el evento, me sentía demasiado mal, casi no había dormido, tuve la nariz tapada toda la noche y un dolor de cabeza impresionante, además de que hacía mucho frío, aun así, con mucho sacrificio un mes antes había comprado mi boleto para asistir y sabía que yo tenía que estar ahí.

Jamás imaginé que de entre 600 niñas el equipo de ELLE se fijara en mí, y haber estado justo en el lugar indicado, y saben, esto me deja de lección que debemos esforzarnos cada día, no desistir y aguantar todos los obstáculos que se interpongan en nuestro camino, porque al final siempre llega la recompensa, por muy simple que sea, siempre habrá algo que nos haga decir ¡pude! ¡lo hice! y estaremos tan feliz que será inevitable no llorar.

Sabes que el transcurso de la vida no es fácil, pero todo se empieza por algo, hay que trabajar mucho aunque lleguen días en los que queramos tirar la toalla, porque arriba estará Dios diciéndote ¡NO DESISTAS! porque vendrá algo bueno para ti. A mí, esta experiencia me inspira porque cuando me sentía más decaída, por alguna razón del destino me metí a la página y me vi ahí en un pequeño espacio que le dieron a mi imagen y a mi persona, sin duda la finalidad de este blog es esa, llegar a inspirar a muchísimas niñas y mujeres, y hacerles saber que no son un cero a la izquierda, que son distintas y que siempre alguien la está observando.

Vestirte bien no siempre va a consistir en comprar ropa cara, o gastar miles de pesos, se trata de ser tu misma y mostrar tu esencia a los demás, de ser única y proyectar seguridad ante toda adversidad, ser positiva y sobre todo, ser sencilla.

¡Gracias ELLE!

P.D No se pierdan próximamente el post completo del evento y mi experiencia en esta segunda edición, aquí les dejo la del año 2015. #WorkingGirlsDay

El outfit que utilicé elegí un overall formal de Zara color negro, capa de Lob, Cinturón Moschino, camisa de Zara, Bolso Michael Kors.


You Might Also Like

0 comentarios